Publicado: 19 de Junio de 2018 a las 10:45

A continuación te explico 4 cuestiones claves para beneficiarte del autoconsumo de energía producida por una instalación fotovoltaica. Las necesitas conocer si estas pensando en tener tu propia instalación de autoconsumo.

1.- ¿ES LEGAL EL AUTOCONSUMO DE ENERGÍA ELÉCTRICA?

Sí es legal. Cualquier instalación se debe legalizar de acuerdo al “Real Decreto 900/2015” desde su entrada en vigor en octubre de 2015. Si introduces ese texto en google puedes localizarlo, aunque es dificil de enteder.

Describe las condiciones económicas y administrativas para la tramitación y puesta en funcionamiento de una instalación fotovoltaica para autoconsumo conectada a la red de tu casa y como decíamos no es necesario pagar el “Impuesto al sol” para una potencia contradada menor de 10 kW, que es lo habitual en viviendas.

2.- ¿ES CARO EL AUTOCONSUMO DE ENERGÍA ELÉCTRICA?

El autoconsumo de energía es más barato que la energía que compramos a la compañía eléctrica si se diseña bien el conjunto del sistema tanto la parte de producción como la gestión de los equipos consumidores.

Para la instalación descrita en el artículo anterior (enlace arriba) en el que con un coste de inversión de 9.000 €, incluido IVA, produciríamos 100.000 kWh a lo largo de la vida util de la instalación, el coste por kilovatio-hora producido, echando la cuenta simpre de dividir lo que me ha costado la instalación entre lo que va a producir en 25 años, sería: 9.000 € / 100.000 kWh = 0,09 €/kWh producido.

Precio significativamente menor que el precio que estamos pagando actualmente superior a 0,15 €/kWh (0,12 €/kWh + 5,11% Impuesto de la electricidad + 21% IVA).

Pero la clave, el secreto del autoconsumo de energía eléctrica para que merezca la pena económicamente, del que a penas habla, es cuánta de esa energía, que con una gran certeza va a producir la instalación fotovoltaica, cuánta de ella voy a ser capaz de consumir en el momento en que la produzco.

En la siguiente gráfica se puede apreciar el consumo de una vivienda en un día frío de mayo:

( Ver en fotogalería )

24 horas de este día de mayo, desde las cero horas (0:00) hasta las 24 horas (0:00).

El color rojo muestra la energía tomada de la red de distribución, comprada a la compañía eléctrica, y en verde lo producido por la instalación fotovoltaica.

Vemos que a partir de las 11:00 hasta que se mete el sol a las 9:00, la casa consume (color verde) de la instalación fotovoltaica, así, en ese intervalo, gran parte del consumo es autoproducido y limpio.

Esto la hace económicamente interesante porque esta vivienda situada en Navarra cuenta con tarifa discriminada cuyo periodo caro dura desde las 13:00 hasta las 23:00 y, como vemos en la gráfica, en la mayor parte de ese tiempo, apenas hay consumo de la red; y sin embargo el consumo más elevado se  produce en el resto de horas cuyo coste del kilovatio-hora (kWh), al ser tarifa discriminada, es a la mitad de precio.

Sin embargo, en las horas de mayor radiación solar, si la demanda de energía baja porque están parados parte de los equipos consumidores, como por ejemplo, en la gráfica, a las 14:30; puede ocurrir que el consumo sea inferior a la producción y, en ese momento, parte de la energía nos sobra.

¿Cómo la podemos aprovechar?

Algunas de las opciones que, actualmente, se están aplicando son:

  • Consumirla conectando de forma automática (mediante un sistema inalámbrico ideado para ello), o de forma manual, en esos momentos de exceso de producción, los electrodomésticos o equipos consumidores de la vivienda.
  • Acumularla para utilizarla por la noche cuando no tengamos producción solar y sí consumo.
  • Entregarla a la red de distribución pública vendiéndola.

Mi recomendación, si tu interés, es aumentar en la medida de lo posible tu autoconsumo de energía, tu autonomía, es aplicar las 3, pero progresivamente, comenzando con la más rentable económicamente y medioambientalmente, que es la primera.

Si logramos consumir toda la energía con la primera medida, aprovechando todo lo que producimos sería interesante económicamente, con la normativa actual, ya que produciríamos energía a largo plazo por debajo del precio al que actualmente estamos comprando a la compañía eléctrica.

Para conseguir más autonomía tendríamos que avanzar optando por las otras 2 opciones.

3.- ¿ES ACONSEJABLE PONER LAS BATERÍAS EN NUESTRA INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA?

Una vez que hemos reducido nuestros consumos, puesto en marcha nuestra instalación fotovoltaica y, hecho coincidir, en la medida de lo posible, nuestros consumos con la producción de energía, si queremos aumentar nuestra autonomía y disfrutar de un elevado nivel de autoconsumo, es aconsejable poner un sistema de acumulación.

Podríamos incluso llegar a ser autónomos instalando suficiente capacidad de acumulación, pero tendría un coste elevado.

En cuanto al tamaño óptimo, un criterio de diseño razonable podría ser dimensionar la capacidad de las baterías para que sean capaces de acumular toda la energía que la vivienda no es capaz de consumir en un día de verano, porque la produción, irremediablemente, en algunos momentos, no coincide con el consumo.

En la siguiente gráfica se aprecia el origen de la energía de una instalación fotovoltaica de autoconsumo con acumulación de energía de un día de principios de mayo bastante claro:

( Ver en fotogalería )

Se ve que en las horas centrales del día a partir de las 8:00 y hasta las 16:00 prácticamente todo el consumo de esta casa, situada en Navarra, mostrado en color naranja, proviene de la instalación fotovotaica. Por la tarde a partir de las 18:00 hasta las 24:00 horas, la vivienda es abastecida por la energía acumulada durante el día en las baterías, en color azul.

4.- ¿PUEDO VENDER A LA RED LA ENERGÍA QUE ME SOBRA?

Sí todavía queremos un nivel más elevado de autoconsumo de energía, es decir, no solo queremos ser autónomos en los meses de mayor producción en primavera y verano, si no que queremos todavía mayor nivel de autonomía, lo que nos ocurre, es que nos sobra energía en los meses soleados y nos falta en invierno.

No parece razonable poner dispositivos de limitación para que las placas no produzcan lo que no podemos consumir a nivel individual, como se ha fomentado desde las legislaciones autonómicas con la buena intención de simplificar la tramitación, teniendo como tenemos una red para compartir.

Para no desperdiciar esa energía la puedes vender pero el precio de venta es el precio del mercado mayorista que es un precio varía cada hora y que suele estar entre 0,04 y 0,05 €/kWh en las horas de radiación solar.

Acuerdate de que estás comprando la energía, incluyendo impuestos, a más de 0,15 €. Es decir pagarías por la energía 0,15 € cuando si decides vender la que te sobraría la cobrarías del mercado a aproximadamente 0,05 €, por eso insistía en primero tratar de consumir todo lo que razonablemente puedas programando los consumos o de forma manual tal como comentaba al inicio del artículo.

Angel Hurtado

PD: Para empezar el camino hacia las cero emisiones ahorrando en la factura de la luz de tu casa, haz clic en en siguiente enlace:

100% renovable ahorrando